¡GRANDE ES NUESTRA VOCACIÓN!

La auténtica vida no se encuentra en uno mismo o en las cosas materiales. Se encuentra en otro, en aquel que ha creado todo lo que de bueno, verdadero y hermoso hay en el mundo. La auténtica vida se encuentra en Dios, y vosotros descubriréis a Dios en la persona de Jesucristo. ¡Él sigue llamándoos, Él sigue invitandoos! Sí, Cristo os llama y os llama de verdad.